Foto: People

Fue una noche de primicias en los Premios Globos de Oro del domingo para Sandra Bullock: Fue su primera alfombra roja desde su tremendo drama de 2010, y su primera vez lejos del pequeño Louis, que cumplirá un año este mes.

"Lo extraño", dijo Bullock, de 46 años, al conductor de The Today Show, Al Roker. "Esta es mi primera vez lejos. Me siento en problemas".

Pero Bullock (quien ganó un Globo de Oro y un Oscar el año pasado por su papel en The Blind Side) explica cómo se mantiene cerca de su pequeño hijo.

"La belleza de la tecnología moderna es que hace que tengas Skype y iChat y cosas por el estilo. Cada cinco minutos el teléfono se enciende con fotos, documentación", explicó la estrella.

"Él tiene el iPad y el iPhone y la computadora con iChat", agregó en tono de broma.

Ella comentó que el pequeño Louis es engañado por su nana con los gadgets. "Yo le compré un escritorio, una mesa de mediados de siglo y él la tiene puesta a punto. El es increíble".

Roker envió a su amor a Louis. "Montones de amor", añadió ella con dulzura. "Eso es fácil de hacer".