AFP

La actriz Sandra Bullock pasó una aterradora experiencia el 8 de junio del año pasado mientras estaba en su casa de Los Ángeles, pues un desconocido ingresó a su vivienda.

Todo comenzó cuando escuchó un ruido afuera de su casa y se sobresaltó. Preocupada por si alguna ventana se había quedado abierta salió de su habitación cuando vislumbró a un desconocido en el piso de abajo. El hombre, que portaba una carta para la actriz y varias revistas con ella en portada, era Joshua Corbett.

Este último jueves, la Corte Suprema de la ciudad de Los Ángeles mostró una prueba sobre aquel momento que dejó muda a la sala. Se trata de la llamada telefónica que hizo la actriz minutos después de percatarse de que había un extraño en su vivienda.

Con voz entrecortada, susurrando y llorosa, Sandra explicaba su situación al agente del 911: "Estoy escondida en el armario. Tengo una puerta de seguridad".

Inmediatamente, Bullock indicó que su hijo, Louis, no está en la casa y que ha descubierto al asaltante porque ha escuchado unos ruidos sospechosos: "Pensé que era una corriente de aire, pero entonces he visto a un hombre". 

Después, la conversación entre la policía y Sandra se centra en guiar a los agentes para que puedan entrar en su casa y llegar hasta ella. 

Joshua Corbett fue acusado por la Corte Suprema de la ciudad de Los Ángeles de acoso y allanamiento de morada. 

Sepa más: