Foto: royal.gov.uk

Faltan poco más de tres meses y medio para la boda del príncipe William y su novia, Kate Middleton, y los preparativos marchan a mil por hora. Mientras tanto, el palacio de Buckingham anunció algunos detalles del que promete ser el matrimonio del año.

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, oficiará la ceremonia del 29 de abril. Luego de la boda los novios partirán en un bello carruaje desde la Abadía de Westminster el palacio de Buckingham en medio de un desfile que recorrerá los principales monumentos de Londres y se espera que al llegar al recinto salgan unos minutos al balcón a saludar a los ciudadanos.

La recepción inicial, en la que habrá mucho lujo y centenares de invitados entre figuras públicas y amigos de la pareja, correrá por cuenta de la abuela del Príncipe Guillermo, la reina Isabel II.

El padre del novio, el príncipe Carlos, ofrecerá una cena y un baile en honor a la pareja en el palacio de Buckingham pero allí solo asistirá un selecto grupo de invitados cercanos y familiares.

Según el informe enviado por el palacio real, se espera que los eventos comiencen cuando el reloj marque las 11 de la mañana en Londres y, a diferencia de la tradición de la corona, esta vez la novia no llegará a la iglesia en carroza sino en un automóvil.

Aunque han sido muchas las especulaciones que han surgido sobre quién vestirá a los novios y quiénes se encargarán de la música y los platillos que se ofrecerán en el matrimonio, el palacio de Buckingham aseguró que por ahora esa información no será revelada y solo se dará a conocer cuando se acerque el gran día.