Ernesto Pimentel sumido en el dolor por muerte de su abuelita Estela

La venerable señora de 97 años falleció la mañana del lunes en su casa. A su lado estaba el reconocido artista cómico. Velatorio se realizará en Miraflores.
web oficial

Ernesto Pimentel afronta el momento más triste de su vida tras la muerte de su abuelita Estela Arbildo, ocurrida esta mañana en la casa del actor. Doña Estelita sufrió un desvanecimiento el pasado 19 de enero por lo que fue internada en el Hospital Casimiro Ulloa, nosocomio que abandonó varios días después.

Pimentel ha pedido comprensión a su público y a los hombres de prensa en este momento tan delicado para él y más bien ha remitido un comunicado que transcribimos a continuación:

“A mi querido público y a mis compañeros de la prensa debo informar lo siguiente:

Mi abuelita Doña Estela Arbildo de 97 años de edad, que en los últimos años ha sido parte del eje principal no solo de mi vida sino de mi carrera, dejó de existir hoy (lunes) a las 9:30 a.m. Luego de orar cogida de mi mano como todas las mañanas lo hacíamos, entró en sueño eterno para tristeza de quienes la amaban. Ahora como una velita mi Estelita sigue durmiendo en la paz del Señor.

Ella estaba muy conectada con Dios. El día viernes comulgó y fue asistida en una misa en la casa en pleno uso de sus facultades.

Le pido a la prensa que entienda y respete mi derecho para guardar silencio en este momento tan delicado. Como artista siempre me he mostrado dispuesto a colaborar con los medios de comunicación; sin embargo ahora no me encuentro en condiciones para brindar algún tipo de declaración.

Le agradezco a todos los que estuvieron pendientes de la salud de mi abuelita, madre, amiga y compañera de toda la vida. Solo me queda agradecer a quienes han expresado su preocupación por esta situación y por haber elevado sus oraciones por  la mujer más importante  y sobre todo gracias a Estelita que cada día fue motivo de felicidad en mi vida”.

El  velatorio se realizará a partir de las 4:30 p.m. en el Velatorio Nuestra Señora de Fátima en Miraflores.