Haydée Aranda insiste en que fue masacrada por Ruggero Poblete

La exbailarina reiteró su versión en el programa ´Magaly Tevé´. Pidió que el Club Regatas haga público en el video en el cual es amenazada de muerte.
ATV

La exbailarina Haydée Cáceres pidió al Club Regatas que haga público el video en el que se aprecia que es agredida por Ruggero Poblete, quien además la amenaza de muerte, incluyendo al hermano menor de la exvedette. La petición la hizo durante una conversación en el programa “Magaly Tevé”.

Haydée dijo que estaba separada de Poblete. “Tenía una vida diferente, yo estaba feliz con mi vida. Hacía tres meses que había terminado la relación. Tenía problemas con el alcohol pero lo dejé y empecé mi nueva vida. Fue entonces que me encontré con un amigo quien me propuso buscarlo para pedirle mis cosas. Encontré a Ruggero y lo rescaté. El necesita ayuda tal como yo la necesité alguna vez. Estaba de juerga en Punta Negra. Es una persona adicta”, señaló.

“Ese día nos volvimos a ver pero en realidad él seguía mal de la cabeza. No me explico por qué me tiene tanto odio. Estaba totalmente mareado y drogado cuando me golpeó. Quería matarme. Solamente quiero que no me pase nada ni a mí ni a mi hermanito. No tengo la culpa que cuando está en ese estado sea tan lengua larga”, dijo.

Haydée Cáceres hizo una serie de declaraciones a un diario que involucraban a Jaime Rojas Canevaro, la expareja de Maribel Velarde que fue hallado muerto en días pasado en su departamento en Las Casuarinas. “Yo sé todo, por eso me quieren dar vuelta (matar). Yo tengo la pistola con la que fui agredida. No sé por qué Maribel está libre, ella trabaja con ellos, eso es una mafia. La que lo sabe soy yo y a la que le tienen que tapar la boca es a mí”, declaró.

“Creo que la fiscalía debe encargarse de esto. Tengo mucho miedo por mí y por mi hermanito. Mi problema es con él, quien me quiere mandar de paseo es él. El resto de gente no es mi problema. Siento que estoy muerta en vida. A veces saber demasiado trae consecuencias. Ya no tengo casa donde vivir, me desmayo a cada rato. No quiero ver a Maribel nunca en mi vida”, expresó desordenadamente.

“Creo que me acostumbré a un vida de excesos, de lujos y de ese tipo de cosas. Gastarse US$5.000 en un día para comprarme un regalo era para él como comprar huevos. Me iba a regalar US$10.000 para la campaña que estaba haciendo pero al final no se lo acepté”, señaló finalmente indicando que estaba loca por haber estado con él.