Facebook

El escritor nacional Jaime Bayly volvió a escribir en su columna en un diario local sobre la madre de su futuro hijo, Silvia Nuñez del Arco, a quien calificó de "ángel".

"Mi madre trata a Silvia con cariño, con ternura. Le dice: eres un ángel, Dios te ha mandado para que protejas a Jaime, eres un ángel de la guarda (…). Sí, es un ángel digo (…) y en eso estamos de acuerdo mi madre y yo, lo que ya es un buen comienzo", precisó.

Bayly también comenta en "Tantas casas vacías" que cuando se disponía a viajar a Buenos Aires junto a su novia, en el aeropuerto volvió a tocarse el tema de su diferencia de edad pues el personal que se encargaba de sellar el pasaporte, no dudó en cuestionar los años que se llevan, consultándole si es que la estaba secuestrando.

"¿Tiene permiso para viajar con esta menor de edad?. Le digo: tiene veintidós años, la señorita nació en 1988 (...). Caramba, podría ser usted el padre de la señorita.  Así es le digo, resignado. Le llevo veintitrés años, y a los veintitrés ya ejercía mi hombría, de modo que podría ser su padre, como probablemente usted podría ser mi padre, le digo en tono cáustico", comentó.

El título de la columna se debe a que el también conductor comenta cómo sus dos viviendas, de Lima y Buenos Aires fueron encontradas por él totalmente vacías, pues sus inquilinos se llevaron todo y solo le dejaron recuerdos de lo que en algún momento hubo, como le sucedió en Argentina.

"Del departamento se han llevado los equipos de música, el aire acondicionado, un interruptor e luz, las fotos de mis hijas (...). Tenía un cariño especial por esas fotos porque se las tomaron a mis hijas en una fiesta de Halloween y las dos salían extravagantes, risueñas y divertidas y porque aquellas fotos eran una prueba irrefutable de que en algún tiempo mis hijas y yo fuimos realmente cómplices y amigos", señaló.

Sin embargo, lo que más llama la atención es que sus escritos están dedicados a quien tilda como "mi musa, mi chica mala", quien lo hará padre en algunos meses: "A Silvia, por acompañarme".