Tras someterse a una delicada operación al corazón, el cantante Jhovan Tomasevich ya se encuentra recuperado y teniendo los cuidados especiales para no tener que volver a ser intervenido, pues es una experiencia que no repetiría.

Estoy mucho mejor. Ya se han cumplido casi cuatro semanas de la operación y cada día estoy mejor. Ya hago más cosas, pero ninguna extrema. Al menos para el día a día funciono y en máximo 20 días podré volver a ensayar y cantar”, indicó relajado a RPP.com.pe, pues el momento más difícil ya pasó.

Con relación al tratamiento, precisó que no lleva ninguno en especial, salvo los controles de rigor a los que se somete cada quince días, cuando le tienen que sacar sangre o hacer chequeos a la válvula que le colocaron.

Tomasevich también se mostró en contra de una próxima intervención y afirmó que de ser necesaria “lo siento, pero me despediré de todos y no vuelvo a pasar por eso”.

En este momento, él ya toma con humor el duro trance que vivió, pues bromea respecto a los alimentos que le han prohibido ingerir, como la espinaca, albahaca y coliflor que “no las voy a extrañar mucho” y que “si vienen a robarme les digo que se lleven todo porque si me defiendo me mandan de nuevo al hospital”.

Él también se mostró contento pues en pocos meses nacerá su nuevo bebé, que espera sea mujer para poder “tener la pareja y cerrar la fábrica”.

Con relación a su regreso a los escenarios, precisó que “estoy deseoso de hacerme el examen de fuerza para que los médicos me den luz verde y arrancar con los ensayos”, además de terminar su próximo disco que quedó pendiente por la operación.