Luego de unas cortas vacaciones en Bolivia, Tula Rodríguez reapareció en la nueva temporada de su programa “Megashow”, que se trasmite por Global TV, pero no quiso hablar de los escándalos en los que se le vio vinculada en esta semana.

La ex vedette no quiso referirse a su ex pareja, el futbolista Juan “Chiquito” Flores, quien declaró en el programa “Mil disculpas”, que Rodríguez no está enamorada de Javier Carmona, y que él es solo el padre de su hija Valentina.

“No quiero hablar de eso. Estoy tranquila”, comentó la popular “Peludita”.

Asimismo descartó la visita de Flores al set del “Megashow”, tal como lo hiciera hace algunas semanas el futbolista Waldir Sáenz, con quien se le vinculó sentimentalmente.

“No lo invitaré. Ni siquiera se había pensado”, añadió Rodríguez.

Finalmente, confesó que no hablará de la ex esposa de Javier Carmona, Paola Bisso, quien afirmó que Tula tiene "poses que no le quedan".

“Por respeto a los hijos de Javier, no hablaré del tema”, sostuvo.