Jaime Bayly y Silvia Núñez del Arco tienen 10 años de relación. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: César Geldres

Con 54 años, Jaime Bayly considera que ha sentado cabeza. El ex niño terrible de las letras peruanas lleva 10 años de relación con su segunda esposa, Silvia Núñez del Arco. El escritor confesó que no le cuesta trabajo serle fiel.

"Estoy viviendo desde hace 10 años una suerte de felicidad familiar con esposa, con hija de 8 años y perrito, que yo pensé que era imposible y que no estaba reservada para mí. No me cuesta ningún trabajo serle fiel a mi mujer. La amo", sostuvo al diario español "El Mundo".

Bayly explicó que con Silvia Núñez del Arco no son una pareja abierta ─en el sentido de estar sexualmente con otras personas─ pues no es algo que necesiten. En cambio, "somos una pareja abierta en la medida en que nos contamos todo: nuestros secretos y fantasías, eso es muy saludable", agregó.

El también conductor de televisión contó que salió del clóset dos veces. La primera vez cuando dijo que le gustaban los hombres; y la segunda cuando dijo que no había conseguido ser completamente gay, pues le siguen gustando las mujeres. 

Jaime Bayly y Silvia Núñez del Arco son padres de Zoe. | Fuente: Instagram

"La pregunta que te hacen es que quién te gusta más y la respuesta es que no tengo ni idea. Eso depende de la persona y del momento. Yo me enamoré de Silvia hace 10 años y no me costó nada dejar a mi novio para estar con ella. Fue lo natural. Era lo que me pedía el corazón", contó Jaime Bayly.

El autor de "No se lo digas a nadie" aseguró que ya no tiene ambiciones políticas ─en el 2010 manifestó su deseo de ser candidato presidencial─ pues es "feliz como escritor y periodista de opinión".

ADMIRACIÓN

Por otro lado, Bayly recalcó su admiración por Mario Vargas Llosa. "Le tengo admiración. Es un gran maestro que ha escrito obras inmortales. Esto no se dirá nunca de mí", sostuvo.

En el 2018 presentó "Pecho frío" que es una novela humorística, una sátira sobre el Perú contemporáneo: sobre la política, el periodismo, los jueces coimeros, los audios reveladores. 

¿Qué opinas?