Copa América
Diego Haro fue cuarto árbitro del Bolivia vs. Argentina en esta Copa América. | Fuente: AFP

La Copa América está a punto de terminar. Este fin de semana se llevarán a cabo los dos últimos partidos: el viernes, a las 7:00 pm. (hora peruana), Perú enfrentará a Colombia por el tercer lugar. Un día después, el sábado, a la misma hora, Brasil y Argentina se medirán en la final para definir al campeón. 

Dicho encuentro, entre los de Tite y Scaloni, será arbitrado por el uruguayo Esteban Ostojich. Sus asistentes serán sus compatriotas Carlos Barreiro y Martín Soppi. Y, como principal novedad para los peruanos, está la presencia de Diego Haro como cuarto oficial. 

Esta será la tercera participación del juez nacional en la presente edición del torneo continental. Antes, intervino en dos encuentros: fue árbitro principal del Paraguay 3-1 Bolivia, y fue cuarto del Bolivia 1-4 Argentina. Ambos encuentros fueron en fase de grupos.

Duro reto

Si bien es su primera aparición en una final de torneo de selecciones, ya antes ha sido parte de una definición en competencia de clubes. En 2018, fue juez principal de la final de ida entre Junior de Barranquilla y Atlético Paranaense por la Copa Sudamericana. 

De hecho, un año después fue designado al VAR en la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo, pero una entrevista brindada, sin autorización, a un medio internacional en los días previos al encuentro. En esa ocasión, fue precisamente Esteban Ostojich quien tomó su lugar.

Ahora, en la final de la Copa América, Diego Haro será el cuarto oficial. Su función será ayudar, desde el borde del campo, a Ostojich y reemplazarlo en caso de posible lesión.

NUESTROS NEWSLETTER

Newsletter Fútbol como Cancha

No te pierdas de ningún detalle del acontecer deportivo nacional e internacional. Suscríbete al newsletter de FÚTBOL COMO CANCHA, en el que encontrarás los partidos, los datos y las 'pepas' que debes tener en cuenta los fines de semana.

NUESTRO PODCAST

Maradona: La mano de Dios y el gol del siglo

Diego Armando Maradona dejó su impronta para siempre en dos jugadas que pasaron a la historia del fútbol hace 34 años frente a Inglaterra: el gol del siglo y la mano de Dios.