Brasil ganó su última Copa América en 2007. | Fuente: AFP

El exportero Claudio Taffarel, preparador de arqueros de la selección brasileña que se prepara para la Copa América que comienza el 14 de junio, afirmó que la Canarinha está obligada a ganar el torneo que disputará en casa y no sólo a jugar bonito.

"Tenemos que ganar. Esa es la orientación. Estamos trabajando y vamos a trabajar y hacer lo imposible para lo fundamental que es ganar y conseguir la victoria", afirmó el exportero campeón mundial en 1994 en la rueda de prensa que concedió en la Granja Comary.

"El fútbol brasileño, para nosotros y para los hinchas, necesita vivir de victorias, no sólo de jugar bien, porque al final lo que va a contar es la victoria. Entonces tenemos que meternos en la cabeza que esta es una competición que tenemos que ganar", agregó el miembro de la comisión técnica de la Canarinha.

Taffarel afirmó que Brasil ganó la última Copa América en 2007 y que eso es mucho tiempo para una selección de tradición.

"Por eso tenemos que concentrarnos en el trabajo, luchar por la victoria. Un fútbol como el brasileño no puede quedar tanto tiempo sin vencer. Ocurre, puede ocurrir. Si no me engaño Argentina debe estar más tiempo que nosotros (sin vencer), pero no podemos compararnos con los vecinos o los adversarios. Tenemos que concentrarnos en nosotros. Y, como dije, trasmitirle a los jugadores esas ganas de vencer", dijo.

 

Claudio Taffarel fue campeón mundial con Brasil en EE.UU. 94. | Fuente: AFP

Para Taffarel, que disputó cinco ediciones de la Copa América (1989, 1991, 1993, 1995 y 1997) y fue campeón en dos (1989 y 1997), Brasil tiene que jugar bien desde el principio para mantener el entusiasmo de los hinchas y evitar que la afición se ponga en su contra en casa.

"El hincha brasileño quiere ver a la selección venciendo, jugando siempre bien. Quiere eso de nosotros y eso es lo que espera en la Copa América. Y nosotros sabemos de eso. Por eso estamos preparándonos para comenzar bien la Copa América, para tener siempre al hincha a nuestro favor", aseguró el único miembro de la comisión técnica de Brasil que estuvo en la última Copa América que la Canarinha disputó en casa (1989).

"Porque jugar en Brasil y tener a la afición a favor nos hace más fuertes aún. Nuestra esperanza es esa, que en ningún momento la afición tenga que abuchearnos o criticarnos. Sino que hagamos por merecer para que ella nos ayude a ganar esa Copa América. Es muy importante tener al hincha de nuestro lado", reiteró.

El exportero admitió que Brasil tampoco puede menospreciar a sus rivales debido a que en Sudamérica existen selecciones muy competitivas.

"La Copa América es una competición realmente difícil porque encontramos esas selecciones suramericanas que realmente son buenas, siempre con ese mismo estilo, duro, de contacto. No es fácil. En 1989 fue duro, fue difícil. Ganamos pero el sufrimiento fue grande. Y creo que esta vez va a ser igualmente de esa forma", señaló. (EFE)

¿Qué opinas?