Algunos jugadores sufrieron heridas por los vidrios de las ventanas que se rompieron.

El bus de Boca Juniors sufrió un terrible ataque cuando se dirigía al Estadio Monumental para jugar la final de la Copa Libertadores. Les tiraron pieras, palos y también fueron afectados por el gas pimienta que lanzó la policía con el objetivo de frenar a los hinchas de River Plate.

Las imágenes del momento han dado la vuelta al mundo. Se ve como el bus llega a una esquina y es en este momento cuando los hinchas de River Plate comenzaron a lanzar todo tipo de proyectiles. Las ventanas se comenzaron a romper y algunos objetos ingresaron dentro del vehículo.

Esta situación ha llevado a que Conmebol decida posponer el partido. Ahora se jugará a las 4:00 p.m. (hora peruana) pero los dirigentes de los clubes siguen hablando para determinar si suspenden definitivamente el duelo.

Algunos jugadores de Boca Juniors terminaron muy afectados por el gas pimienta y algunos presentaron cortes. Es por esta razón que los xeneizes se niegan a jugar esta final de Copa Libertadores para que sus futbolistas puedan recuperarse y estén en las mejores condiciones para el duelo.


¿Qué opinas?