| Fuente: Twitter

La Fiscalía de Lavado de Activos viene investigando a 66 personas ligadas al fútbol profesional peruano, fútbol amateur, así como a las ligas departamentales y comisiones de arbitrajes, por supuestos vínculos con el expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, Manuel Burga.

Según el diario La República, en la relación de investigados figuran el actual presidente de la FPF, Edwin Oviedo; el expresidente del club UTC, Joaquín Ramírez; y el congresista y presidente del club César Vallejo, Richard Acuña. Además, María Elena Acha Puertas, esposa de Burga, también figura en esta nómina.

La investigación está a cargo de la fiscal Ysabel Ávila Cacho, quien desarrolla todo el proceso con la intención de determinar si estas personalidades vinculadas al deporte tiene un vínculo cercano con Burga Seoane.

El interés de la fiscalía está centrado en el movimiento de dinero de la FPF y los dirigentes del Instituto Alfonso Huapaya. A todos estos se les ha pedido justificar sus ingresos y nivel de gastos.

Los clubes de fútbol profesional, sus dirigentes y las ligas departamentes tendrán que sustentar y probar todos sus ingresos económicos. Las autoridades sospechan que el dinero de sobornos que habría recibido Burga, estaría en poder de los dirigentes mencionados y algunas de sus empresas, que harían el papel de testaferros.