Ronald Raldes
Ronald Raldes jugó por clubes de Bolivia, Argentina, Arabia Saudí, México e Israel en su dilatada carrera. | Fuente: AFP

El defensor boliviano Ronald Raldes, el primer jugador en alcanzar los 100 partidos internacionales con la selección de su país, anunció su retiro del fútbol tras casi 22 años de carrera.

De 38 años, Raldes dijo en un video difundido en redes sociales que tomó "la difícil decisión" de retirarse del fútbol profesional, al que llegó en 1998 y que lo llevó a clubes de Bolivia, Argentina, Arabia Saudí, México e Israel.

El jugador agradeció el apoyo recibido a compañeros y entrenadores, de los que aseguró haber aprendido mucho; a los amigos que conoció gracias al fútbol; a la prensa, a dirigentes y al personal de los clubes que jalonaron su carrera de más de dos décadas.

El defensa central tuvo además un agradecimiento especial para su familia, para su padre porque lo respaldó desde sus inicios y lo acompañó en varios países, además de una dedicatoria a la afición en general por estar con él "en las buenas y en las malas".

El internacional boliviano concluyó con un deseo de devolver "pronto" al fútbol todo lo que este le dio en sus años de actividad, aunque sin referirse expresamente a la posibilidad de convertirse en entrenador.

"Es lo que siempre me gustó y lo que me apasiona", sentenció en un mensaje de algo menos de tres minutos.

El Oriente Petrolero de Santa Cruz, su ciudad natal, fue el último equipo del defensa central que en Bolivia también pasó por el Destroyers y el Bolívar de La Paz, mientras que en Argentina jugó en el Rosario Central y el Colón, en Arabia Saudí en el Al-Hilal, en México en el Cruz Azul y en Israel en el Maccabi Tel Aviv.

Raldes ganó torneos en Bolivia con Oriente Petrolero en 2001 y con Bolívar en 2017.

El futbolista se convirtió en mayo del año pasado en el primero, y por ahora también único, en vestir la casaca de la selección boliviana en 100 partidos internacionales y lo hizo como capitán en un amistoso ante Estados Unidos en la ciudad de Chester.

Sus compañeros le entregaron una camiseta de Bolivia con su nombre y el número 100 antes de ese encuentro, mientras que la Federación Boliviana de Fútbol calificó al defensor de "emblema nacional".

El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó entonces el "hito histórico y patriótico" del capitán, que llegó a la selección nacional en 2001 para la Copa América de ese año en Colombia y luego integró el combinado verde y blanco para las clasificatorias a la Copa Mundo y además para los partidos amistosos. (EFE)