EFE

El guardameta español Iker Casillas despidió este domingo entre lágrimas una etapa de 25 años en el Real Madrid, club que le "ha dado todo" y en el que ha "vivido momentos únicos e irrepetibles", según confesó el excapitán blanco en una comparecencia ante los medios de comunicación.

En una multitudinaria despedida celebrada en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu, el guardameta de la localidad madrileña de Móstoles, de 34 años, pronunció un "difícil" "hasta pronto" a la entidad que le acogió en 1990.

ROMPIÓ EN LLANTO

"Después de 25 años defendiendo el escudo del equipo más grande del mundo, llega un día difícil en mi vida deportiva: decir adiós a una institución que me lo ha dado todo. Con nueve años vestí por primera vez la camiseta del Real Madrid y vi cumplido mi sueño", aseguró en un discurso que se extendió durante diez minutos.

Ataviado con una camiseta de color azul oscuro y un pantalón beige, Iker Casillas irrumpió en la sala de prensa para leer el papel sobre el que plasmó su mensaje de despedida. "Son treinta segundos pero tardaré casi una hora", bromeó ya con las lágrimas cayendo de sus ojos, cumpliendo con la promesa que poco antes había hecho a los fotógrafos.

"Vais a tener otra, con las lágrimas", dijo rodeado por los flashes.

LLEGÓ CON 9 AÑOS

Tras 16 temporadas en el primer equipo y un total de 25 años en el club -se incorporó a la disciplina blanca en 1990, cuando tenía nueve años-, Iker Casillas recordó que durante ese tiempo ha "sufrido, llorado y disfrutado" junto a los seguidores madridistas, por los que "siempre" se ha sentido querido y acompañado, "tanto en los buenos como en los malos momentos", remarcó.

"El Real Madrid me ha formado como deportista y persona y me ha ayudado a crecer con los valores que defiende este escudo: respeto, compromiso y sobre todo la humildad", subrayó.

En un discurso interrumpido por la emoción y los aplausos de los periodistas y miembros del club presentes durante su comparecencia, Iker Casillas brindó su agradecimiento a "todos" los compañeros con los que ha "vivido momentos únicos e irrepetibles". "Dejo grandes amigos y sé que esté donde esté voy a contar con ellos y ellos conmigo", puntualizó.