El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fue sorprendido en su visita a Argentina con un gran detalle por parte del jugador del Barcelona, Lionel Messi, hacia sus hijas.

Durante su estadía en el país gaucho, las hijas de Obama habían expresado que se quedaron con las ganas de conocer a la ‘Pulga’. El delantero argentino se enteró de esto y no dudó en enviarles un lindo obsequio.

Messi le hizo llegar a Sasha y Malia, que así se llaman las hijas del presidente norteamericano, dos camisetas de la Albiceleste con su rúbrica. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue el encargado de hacerles llegar el presente.

Las muchachas no habrán podido conocer a su ídolo, pero vaya que recibieron un regalo que nunca olvidarán.