Hincha del Liverpool en el Allianz Arena. | Fuente: Difusión

El partido en Alemania definía qué equipo clasificaba a cuartos de final de la Champions League. El partido en la ida entre Liverpool y Bayern Munich había terminado sin goles y la llave estaba totalmente abierta. 

El hincha que protagonizó esta noticia lo tenía bastante claro. Su equipo, Liverpool, era visita, pero la clasificación era una opción. Por eso, aunque no tenía entrada, se las ingenió para ingresar al Allianz Arena y ver el partido por octavos de final de la Liga de Campeones. 

Aunque aún se desconoce su nombre, sí se sabe cómo luce. Esto, luego de que se viralizara una foto suya disfrazado de trabajador de limpieza, con una escoba en mano. 

Finalmente, su odisea -polémica para muchos- valió la pena: los 'Reds' vencieron 3-1 al cuadro bávaro y avanzaron a la siguiente instancia de la Champions. Ahora, su rival en cuartos será Porto. 

¿Qué opinas?