Sadio Mané se lesionó en el partido ante Wolverhampton. | Fuente: Agencia EFE

Liverpool sigue festejando en la cima de la Premier League. El conjunto de Jurgen Klopp derrotó como visitante 1-2 al Wolverhampton con tantos de Jordan Henderson y Roberto Firmino, con lo que alcanzó las 67 unidades en 69 puntos en juego. Además, se acerca a dos récords: ya tiene 17 triunfos consecutivos en la actual Premier, estando a uno de igualar la cifra del Manchester City en 2017. Como si fuera poco, lleva 40 partidos seguidos sin caer en la liga, acercándose a los 49 que estableció Arsenal en 2004.

Y cuando toda apunta a que la felicidad le pertenece al cuadro de Anfield, un momento del partido impidió que la algarabía sea completa. En el minuto 32’, el senegalés Sadio Mané miró al banco de suplentes y dijo “no puedo más”.

El extremo 'red' pidió el cambio a Jurgen Klopp tras sentir un pinchazo muscular y se marchó del campo con gestos de preocupación. En su lugar entró el japonés Takumi Minamino.

Con los octavos de final de la Champions League a un mes exacto, donde Liverpool enfrentará al Atlético Madrid, por la cabeza de los 'reds' solo pasa que el alcance de la dolencia sea la mínima posible para no perder a Sadio Mané en una cita muy importante, donde Kloop querrá tener al ‘10’ de su tridente ofensivo.

¿Qué opinas?