Un grupo de abejas se pegó a una de las esquinas del arco defendido por Almagro. | Fuente: TyC Sports

Cuando se habla de animales que interrumpen partidos de fútbol, normalmente viene al caso apariciones de perros y gatos dentro del terreno de juego que son cargados fuera de él lo más rápido posible. Sin embargo, en el duelo entre Almagro y Temperley el árbitro se vio obligado a poner un alto a las acciones por la presencia en los arcos de animales un poco más peligrosos: abejas.

En el arco defendido por el cuadro local en el Estadio Almagro, un panal de abejas llegó a pegarse a una de las esquinas superiores y el referí se dio cuenta de ello. Al ver que eso podía ser un riesgo para el guardameta de Almagro, optó por paralizar el encuentro y generar que lancen una serie de insecticidas en esa zona para ahuyentar a los insectos.

Al fin y al cabo, las abejas se terminaron retirando del lugar después del uso de insecticidad y extintores. En total, fueron once minutos los que el juego correspondiente a la fecha 23 de la Primera B Nacional tuvo que ser parado pero después continuó sin ningún inconveniente.

¿Qué opinas?