El chileno se molestó por la decisión del entrenador de la Universidad Católica. | Fuente: Jaime Saavedra - Twitter

El jugador de la Universidad Católica de Chile, Jeisson Vargas, tuvo una 'rabieta' tras entrar a la cancha a los 90+4 minutos del partido ante Everton. El lateral izquierdo jugó solo dos minutos del encuentro, lo que generó su molestia.

Pese a que la U. Católica ganó 1-0, con gol de Luciano Aued a los 59 minutos, Vargas decidió no festejar junto a sus compañeros. El chileno se detuvo, tras arreglarse las medias, dio media vuelta.

El comando técnico intentó hacerlo entender para que regrese a celebrar la victoria con sus compañeros, pero Vargas se metió a los camerinos sin ni siquiera mirarlos.

El conjunto del técnico Gustavo Quinteros ganó el partido por la jornada 18 de la Primera Divisón de Chile. Jeisson Vargas entró por reemplazo del delantero Diego Valencia.

¿Qué opinas?