Christian Eriksen anotó su gol número 12 en la presente temporada. | Fuente: EFE

Ya casi para ningún peruano es un secreto que Christian Eriksen es el jugador más peligroso de Dinamarca en ataque. Con una muy buena técnica y un control de balón fenomenal, existen motivos para pensar que el volante del Tottenham puede comandar a su selección a los octavos de final de la próxima Copa del Mundo a pesar de que como conjunto hayan mostrado pocas interesantes en la última fecha FIFA.

En esta ocasión, al mediocampista de 26 años se mandó un golazo de casi 30 metros en el triunfo por 3-1 de su equipo sobre el Chelsea en condición de visitante por la Premier League. En los minutos de descuento del primer tiempo, Eriksen remató con su pierna derecha desde afuera del área y convirtió lo que en ese entonces era el empate para los dirigidos por Mauricio Pochettino, pues anteriormente Álvaro Morata había puesto en ventaja a la plantilla londinense.

Con un pequeño espacio, el futbolista nacido en Middelfart tiró con comodidad y, a pesar de estar bien ubicado, Willy Caballero pudo hacer poco o nada para evitar que ese excepcional remate finalice en gol. El golero argentino, después de mirar la trayectoria del remate, terminó cayéndose al suelo una vez que el balón hizo contacto con el fondo de sus redes, luciendo confundido ante la parábola que hizo el esférico.

Ese gol no hizo más que servir como un envión anímico para el Tottenham Hotspur, que en la segunda etapa pudo revertir las cosas y terminó saliendo victorioso con un marcador de 3 a 1 gracias a un doblete de Dele Alli. Con ese resultado, el cuadro londinense se establece en la cuarta posición y le sacó ocho puntos de ventaja al Chelsea, que por ahora se mantiene en el quinto casillero y con remotas chances de clasificar a la siguiente fase de la Premier League.

Esta derrota complica seriamente los planes del Chelsea de jugar la Champions League la próxima temporada.
Esta derrota complica seriamente los planes del Chelsea de jugar la Champions League la próxima temporada. | Fuente: EFE