Captura YouTube

Existen infinitas maneras de festejar un gol. Una es más curiosa que otra. Por ejemplo, el centrocampista Sergey Levitskiy, del FC Slutsk de la Liga bielorrusa, anotó el cuarto para su equipo y decidió celebrarlo pidiéndole matrimonio a su novia.

Levitskiy salió corriendo hacia donde estaba un auxiliar y recogió una cajita. Luego cruzó la pista de atletismo, se arrodilló ante la grada y le ofreció el anillo de compromiso a su novia, quien le dio el sí.

 

Sepa más: