Captura de video

La violencia es condenable en toda competencia deportiva, pero nunca falta un protagonista que ante un resultado negativo se salga de sus casillas. Así podemos calificar al entrenador del Union Spring de Rumania que reaccionó de mala manera ante un cobro arbitral.

Arsenal Malu y el Union Springs se enfrentaban por una de las fases de la Copa rumana. El partido estaba en tiempo de alargue, el marcador igualado 3 a 3 y el árbitro cobra un penal en favor del Arsenal Malu por mano en el área del Springs.

Esto desató la ira del entrenador de Spring que no se aguantó, corrió desde su banca para conectarle un terrible puñete al árbitro del partido.

Finalmente, el penal se lo perdieron y el encuentro se definió en tanda desde los 12 pasos, donde el equipo del DT violento se impuso por 7 a 6.

Sepa más: