EFE

El presidente azulgrana Sandro Rosell encabezará la delegación del FC Barcelona que este viernes, 25 de noviembre, viajará a China para reforzar los vínculos institucionales y comerciales entre el país asiático y el club catalán.

El club firmó hace unos días un acuerdo con la compañía Inter Sports, propiedad del ayuntamiento de Pekín, para hacer varios campus organizados por el Barça en el estadio olímpico de "El Nido".

Este fue el primer paso de un proyecto que pretende ser más ambicioso, tal como explicó entonces el propio Rosell. "Queremos establecer un vínculo permanente con la sociedad china", adelantó el máximo mandatario azulgrana, quien considera que el asiático es ahora mismo un mercado estratégico para los intereses de la entidad.

El FC Barcelona quiere fortalecer esta relación a partir de mañana, cuando Rosell inicie una estancia de tres días en Pekín y Shanghái. En esta travesía le acompañarán el vicepresidente económico, Javier Faus; del directivo del área tecnológica, Dídac Lee; del director general, Antoni Rossich; y del director comercial y de mercadotecnia, Laurent Colette.

Durante estos tres días, en una agenda repleta de citas, se combinarán los encuentros con entidades y organizaciones locales, con las reuniones de carácter eminentemente comercial.

Por encima de todos estos eventos, destaca la participación del FC Barcelona en la gala de China Foundation for Disabled Persons (CFDP, siglas en inglés de la fundación china de personas con discapacidades). Un ente que lidera Deng Pufang, hijo del líder chino Deng Xiaoping, que trabaja para los más de 80 millones de discapacitados que se calcula que hay en el país asiático.

Sandro Rosell estará en la mesa presidencial de esta gala, un evento en el país retransmitido por la televisión pública CCTV en horario de máxima audiencia y que se celebra anualmente desde 2004.

El Barça aportará camisetas y balones firmados para esta subasta, además de unas botas firmadas por Andrés Iniesta y un paquete de cuatro entradas y un desplazamiento a Barcelona para asistir a un partido de Liga de Campeones.

Al día siguiente de la gala, está previsto que Rosell se entreviste con el alcalde de Pekín, Guo Jinlong. Y 24 horas después, hará lo propio con su homólogo en Shanghái, Han Zheng.

También habrá un encuentro con el ministro de Educación del país para estudiar cómo puede contribuir el FC Barcelona a fomentar el deporte entre los jóvenes chinos, una propuesta que enlaza con el proyecto de hacer campus deportivos en Pekín.

La delegación barcelonista aprovechará el viaje al país asiático para encontrarse con los responsables locales de Unicef, que desde hace más de 30 años trabaja en ese país con el gobierno chino para proteger y promover los derechos de los niños.

Aparte de los encuentros de carácter institucional y comercial, también se establecerán contactos con medios de comunicación locales, para exponer el posicionamiento del Barça en el mercado asiático.

El presidente será entrevistado en la televisión pública china, CCTV, y también en la edición china de la revista Forbes, además de mantener encuentros con corresponsales de medios establecidos en el país.

EFE