Las Clasificatorias dejaron claro que el fútbol sudamericano está en evolución y cada vez las distancias se están acortando entre las escuadras.

Salvo Bolivia y Perú, y en este caso Paraguay, las cuatro selecciones clasificadas demostraron que el camino a Brasil 2014 fue muy duro y en muchos casos dramático por el ritmo de los partidos.

En el once ideal de la competencia destaca en el arco el colombiano David Ospina, mientras que la defensa es conformada por los también colombianos Pablo Armero y Camilo Zúñiga, así como el central uruguayo Diego Lugano y el chileno Gary Medel.

En la volante hay un tridente fuera serie conformado por Luis Antonio Valencia de Ecuador, Arturo Vidal de Chile y Ángel Di María de Argentina.

El ataque tal vez junta a los tres mejores delanteros del mundo, Luis Suárez de Uruguay, Radamel Falcao de Colombia y Lionel Messi de Argentina. Un lujo que solo hay en esta parte del continente.