Caras largas. El plantel de Alianza Lima llegó este viernes a la capital luego de su decepcionante derrota (3-0) ante Barcelona, en Guayaquil, por el choque de ida de la Copa Sudamericana.

"Obviamente para nosotros esto es una terrible vergüenza", señaló George Forsyth, que no ocultó su desazón por el mal debut en la Copa.

"No hicimos un buen partido. Somos hombres y asumimos la responsabilidad", agregó el "1" blanquiazul, que hizo hincapié al apoyo de la hinchada blanquiazul en suelo ecuatoriano.

"La compañía que tuvimos en Ecuador ha sido magnífica y le prometemos que la actitud va a cambiar", destacó Forsyth.

A su turno, Luis Trujillo volteó la página de la derrota ante los "toreros" y se mentaliza para el duelo de vuelta en Matute.

"Tenemos un partido en casa. Sabemos que es difícil pero debemos pelear", subrayó el popular "Talara".