El presidente de Alianza Lima, Guillermo Alarcón, mostró su preocupación por la crisis que se vive en el fútbol peruano y rechazó una posible intervención del Gobierno Peruano en el tema.

"Creo que el Gobierno no se buscaría un pleito de tal naturaleza con el fútbol y menos con la FIFA. El Estado no puede usar a la SUNAT para intervenir al fútbol y crear una Junta de Acreedores. Si lo hace sería gravísimo. La FIFA no lo va a permitir y nosotros los clubes vamos a defendernos", reveló el mandamás blanquiazul a RPP Noticias.

Además, enfiló toda su artillería contra el presidente de la Agremiación, a quién considera "un problema en el fútbol peruano".

"Manassero y la Agremiación se han convertido en el problema del fútbol peruano. Nada de esto hubiese pasado si hacían otro tipo de acción y no convocaban a una huelga. Eso demuestra su falta de capacidad y criterio. Son tan intolerantes que solo hacen lo que les parece", finalizó el presidente victoriano.