Eufóricos fanáticos cusqueños se perdieron de la hazaña realizada por su equipo al no poder ingresar al estadio, a pesar de tener entradas compradas. 

Al parecer hubo un exceso de boletos impresos y la negación de la Policía Nacional al ver la cantidad de aficionados en las graderías.

Dar clic en la imagen para ver a los enfurecidos hinchas a las afueras del etsadio.