Portada Digital Marca

La patada de Juan Flores a Mauro Cantoro dio la vuelta al mundo. El diario español ‘Marca’ entrevistó al portero de Unión Comercio y le consultó respecto a la fuerte acción en contra del delantero del Pacífico, y ‘Chiquito’ afirmó que no se considera un jugador violento.

"No me considero un jugador violento, a mí me han puesto esa etiqueta. Las personas que no me conocen pueden decir muchas cosas de mí, pero la gente que sí me conoce sabe que no es así. A lo mejor me excedí en la jugada, pero esto es fútbol de contacto", afirmó Flores a la web de ‘Marca’.

"Pensé que me iba a sacar roja, una patada así es expulsión. Pero creo que el árbitro vio mi intención de sacar el pie y no hacer daño", añadió el golero.

El guardameta peruano afirmó que dudó entre utilizar los pies o las manos: "Fue una jugada muy rápida, él se paró rápido en el área.  En un principio dudé entre utilizar las manos o los pies y, como estaba cerca de salir fuera del área, opté por lo segundo, pero sin la intención de hacer daño", reconoció Flores, quien también quiso dejar claro que no tenía la intención de lastimar al jugador argentino-polaco del Pacífico FC. 

"Cantoro es amigo, jugué con él en el Universitario, me parece muy buena persona y nunca le haría daño. Los periodistas luego interpretan...", afirmó Flores.

"Si me hubieran expulsado con roja directa me podrían haber dado tres o cuatro fechas, pero lo más lógico es que ya no pase nada", sentenció el portero de Unión de Comercio.