El técnico del José Gálvez de Chimbote, Julio César Uribe, manifestó que la inhabilitación de tres fechas impuesta por la Comisión de Justicia de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP) le deja "la sensación de malestar" y espera la rebaja de su sanción, pues la directiva "pesquera" apelará el fallo.

Como se recuerda, el popular "Diamante" fue expulsado en el duelo del Gálvez ante el Sport Huancayo en Chimbote, luego de reclamarle por una decisión arbitral al juez Albert Caballero.

"Tengo la sensación de malestar dentro de un ambiente de tanta injusticia. Solo me queda mantener la fortaleza ante este fallo y esperar que en la apelación reconsideren mi caso y la sanción sea rebajada", dijo Uribe.

"Los árbitros no saben leer el partido y actúan como el domingo (pasado). Esto es increíble, porque te malogran la vida y no valoran nada. Si esto sigue así, va ha desencadenar en algo muy grave", prosiguió.

Además, Uribe se solidarizó con su colega Wilmar Valencia, quien dirige al Total Chalaco y también recibió una dura sanción por mostrarse contrario con la actuación de un árbitro, pues esto ocurrió en la primera fecha del Torneo Descentralizado 2010.

"Si los árbitros pregonan que como todo ser humano puede equivocarse, acaso Wilmar (Valencia) ¿no es un ser humano? Porque a él no se le comprende y sí a ellos", acotó.

Finalmente, el estratega del Gálvez pidió a la ADFP tomar cartas en el asunto antes que las malas actuaciones de los árbitros desencadenen "cosas peores".

Cabe señalar que la directiva del Total Chalaco también apelará la sanción impuesto a Valencia, que consiste en cuatro fechas.