El Manchester United logró vencer 2-1 al Norwich City en el  estadio Carrow Road y de esta manera no le pierde el paso a su clásico rival Manchester City.

El primer gol del cotejo lo marcó el veterano Paul Scholes a los 7 minutos, luego el cuadro local conseguiría el empate a los 83 por medio de Grant Holt.

Cuando el empate parecía decretado, el galés Ryan Giggs convertiría a los 90 minutos brindándole el urgido triunfo a los "Diablos Rojos".

Este triunfo ubica al Manchester United segundo con 61 puntos, a dos del City; mientras que el Norwich marcha octavo con 35 unidades.