El ariete colombiano del Atlético de Madrid, Radamel Falcao, aseveró que su rendimiento no está condicionado por el precio que pagó su club al Oporto -40 millones de euros- e identificó al brasileño David Luiz, hoy en el Chelsea, como el defensa más complicado al que se enfrentó.

En una entrevista publicada en la edición digital del diario luso "A Bola", el colombiano, conocido como "el Tigre", descartó que los 40 millones que desembolsaron por él le pesen: "Si hubiesen pagado apenas un millón, jugaría con la misma determinación y el mismo empeño".

Falcao, autor de seis goles en otros tantos partidos oficiales, reconoció que no espera un comienzo tan fulgurante en el Atlético y agradeció el papel de sus compañeros, quienes les hacen las cosas "más fáciles".

El futbolista, de 25 años, se refirió también a la reciente derrota liguera ante el Barcelona (5-0) y certificó que ésta no les afectará.

"El Barza es un gran equipo y ganarle es muy difícil, todavía más jugando en el Camp Nou (...) Seguro que lo que nos ocurrió no nos va a afectar y vamos continuar trabajando en nuestro proyecto", finalizó.