Patrocinan:

Luka Modric antes del Croacia vs. Francia: "He pasado por muchas cosas duras en mi vida"

En la previa a la final de Rusia 2018, el mediocampista y capitán de la selección de Croacia habló sobre las críticas que recibió al inicio de su carrera.
Rusia 2018 | Luka Modric durante la conferencia de prensa de Croacia en el día previo al Francia vs. Croacia
Rusia 2018 | Luka Modric durante la conferencia de prensa de Croacia en el día previo al Francia vs. Croacia | Fuente: EFE | Fotógrafo: FELIPE TRUEBA

Capitán e imagen en la que se mira la Selección de Croacia, Luka Modric nunca dudó de su talento pese a su compleja historia de vida en un país que salía de la guerra cuando era un niño y donde al principio se le consideraba demasiado bajito para jugar al fútbol.  Ahora está en la final del Mundial Rusia 2018.

"He pasado por muchas cosas duras en mi vida. Lo más importante es no rendirse nunca, confiar en ti mismo y seguir luchando", aseguró ante la abarrotada sala de prensa del estadio Luzhniki de Moscú, donde el domingo disputará la final contra Francia (10:00 a.m. en Perú). "Hay obstáculos, altibajos, pero tienes que creer en ti mismo y luchar para triunfar, esa fue mi motivación", añadió el futbolista del Real Madrid, de 32 años.

Para este elegante centrocampista de 1.72 m., no fue fácil ganar protagonismo en la competitiva élite del fútbol mundial. Considerado muy pequeño en sus inicios, pocos pensaban cuando era un niño refugiado de la guerra en los Balcanes que acabaría conduciendo a Croacia a su primera final de un Mundial. "No tengo nada que responder a quienes pensaban eso. Nunca dudé de mí mismo por lo que otros decían. Siempre pensé que podía llegar a dónde estoy hoy y, gracias a Dios, llegué", dijo este sábado.

"No hace falta ser un gigante para jugar al fútbol. Esos comentarios no fueron un peso para mí, sino una motivación", recordó luego. Su carrera a nivel de clubes ha sido impecable eincluye cuatro Champions League con el Real Madrid. Ahora está a 24 horas de disputar una final histórica para esta joven nación de apenas 27 años de vida independiente.

Su buen nivel en Rusia 2018 ha sido tal que muchos piden que gane el Balón de Oro y que acabe con la década de monopolio de Messi y Cristiano Ronaldo.  "Ya dije muchas veces que estoy concentrado en el éxito de mi selección. Es muy agradable que te nombren en ese contexto, pero no me preocupo con eso", comentó sobre esta posibilidad.

Zlatko Dalic (izquierda) ha usado a Luka Modric (derecha) como titular y capitán en 12 de los 13 partidos en los que ha dirigido a Croacia.
Zlatko Dalic (izquierda) ha usado a Luka Modric (derecha) como titular y capitán en 12 de los 13 partidos en los que ha dirigido a Croacia. | Fuente: EFE

Sorpresa

Pese a llegar salpicado por el escándalo de corrupción que ha sacudido al fútbol croata -y por el que afronta una acusación del falso testimonio-, y de haber pasado el trago de fallar un penal contra Dinamarca en octavos, la magia de Modric le convirtió en el líder indiscutible de la selección revelación del torneo. Por ello, será él quien le diga las últimas palabras a sus compañeros antes del partido más importante de sus vidas.

"Les diré lo que sienta en ese momento. Aún no lo he pensado, ni voy a escribir un discurso (...) Tenemos que dejar las emociones de lado para dar todavía más en la cancha porque es la final del Mundial", aseguró. Siempre respaldado por su entrenador, Modric subrayó igualmente el gran trabajo de Zlatko Dalic, quien en apenas nueve meses pasó de ser prácticamente desconocido a asumir los mandos de Croacia, meterla en la Copa y dejarla a un paso del trofeo.

"Estamos en la final del Mundial. Esa es la influencia de nuestro técnico en todo lo que ha pasado. Nuestra clasificación para el Mundial estaba en duda y en el partido más importante, en el primero, nos dijo que recuperáramos la confianza en nosotros, que todavía éramos buenos jugadores, pese a la crisis que atravesábamos", recordó sobre el decisivo último partido de la clasificatoria europea, en el que conquistaron el boleto al repechaje. 

Después del increíble camino recorrido, Dalic solo quiere que sus futbolistas salgan a disfrutar de una final que nadie esperaba. "No voy a poner presión en mis jugadores. Salgan y jueguen su mejor fútbol, no se intimiden. Este es el mejor momento de nuestras vidas. Algunos ya han ganado la Champions League, pero este el mayor partido para ellos y todos los croatas", contó. Pase lo que pase, el domingo será un día histórico para este pequeño país balcánico.

"Solo podemos estar felices de que, pese a la crisis, los croatas hayan aparcado un poco los problemas. Ganemos o perdamos mañana, habrá un terremoto en Croacia. Ojalá haya cuatro millones de personas celebrando en las calles y podamos superar a Brasil y Argentina en niveles de festejo", dijo Dalic, sonriendo.

AFP

0 Comentarios