Foto: Difusi
Celia Acuña y Emilio Fernández, los abuelos españoles de la nueva Miss Universo, la venezolana Stefanía Fernández, vivieron con nerviosismo y sorpresa, a través del teléfono, la coronación de su nieta como la mujer más hermosa del mundo.

Los abuelos, originarios de la localidad española de Nigrán (noroeste), dijeron a Efe que conocieron la noticia desde Bahamas y Venezuela por su hijo, padre de Stefanía Fernández y gallego como ellos, ya que ningún canal español retransmitió la gala.

Celia Acuña afirmó que su marido y ella estuvieron en comunicación con sus hijos y que toda la familia estuvo pendiente del teléfono entre las 00.00 y las 02.00 gmt, momento en el que Stefanía Fernández fue coronada.

"¡Había salido reina mi nieta!", manifestó emocionada Acuña, quien agregó que "fue una ilusión muy grande" y que ni ella ni su marido conciliaron el sueño esa noche.

"Estamos muy contentos, con mucha alegría, orgullosos de mi nieta y le deseamos que deje a Venezuela en alto y que haga una buena obra en su reinado de Miss Universo", declaró Acuña.

La abuela reconoció que Stefanía Fernández tenía esta vocación desde su infancia: "De pequeña era muy coqueta, muy presumida, todo era para modelar, cualquier cosita; se ponía vestidos de la mamá o zapatos, e iba desfilando por delante del espejo a ver cómo salía y siempre le decía al papá que iba a llegar a Miss ¡Siempre!"

Emilio Fernández confesó que nunca pensó que su nieta fuera la ganadora, por tener la misma nacionalidad de la anterior Miss Universo, Dayana Mendoza, por lo que recomendó a su hijo que no se hiciera demasiadas ilusiones.

Fernández recordó que su nieta conoció la casa de ambos, en una pequeña aldea de la región de Galicia, durante unas vacaciones de 90 días que pasó con su padre y dos hermanos.

"Quedaron encantados del paisaje que vieron aquí, por Baiona o Santiago de Compostela y muy contentos del puerto de mar que tenemos, de esta ría y de nuestra gastronomía", dijo Fernández, quien además señaló que "ellos añoran esta tierra".

"Venir aquí a visitarnos es muy prematuro ahora y no sabemos cuándo podrá ser", añadió Fernández, quien dijo que podrá hablar con su nieta a finales de mes, cuando se traslade desde Nueva York, su nueva residencia, a Caracas para el certamen de Miss Venezuela.

EFE