Una  madre de familia afectada por el incendio que se viene produciendo en Cajamarquilla, aseguró a RPP noticias, que los vecinos de la zona aledaña al siniestro,  pidieron apoyo por teléfono a la fábrica de colchones afectada desde muy temprano.

“Nosotros timbramos desde la 6 y 20 para que nos enviaran el apoyo, pero no les dio la gana”, dijo la pobladora que se identifico como Jenny Calderón.

“Si la empresa nos hubiera enviado ese apoyo  de repente no hubiera llegado a ser tan grave”, agregó.

En ese sentido la afectada exigió el apoyo  de parte de la empresa a los afectados, pues consideró que están  en la “obligación y el deber”, de hacerlo