La llegada del Año Nuevo en China inició con tragedia. Al menos 35 personas murieron aplastadas y cerca de 42 resultaron heridas en una estampida en Shanghái.

El incidente ocurrió durante la celebración de fin de año en la plaza Chen Yi de Shanghái, en el famoso malecón de Bund, uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad, sobre las 23:35 hora local (15:35 GMT). La causa aún es materia de investigación.

La agencia estatal de noticias Xinhua señaló que los heridos fueron trasladados al Hospital General de Shangái. Mientras tanto en la redes sociales los testigos vienen colgando fotos en la que se ve a gente recibiendo los primeros auxilios.

Las autoridades chinas ya habían mostrado su preocupación por la cantidad de asistentes que podían estar presentes en las celebraciones del 31 de diciembre. Incluso, el espectáculo de rayos tridimensionales había sido cancelado.

Una foto en la web del periódico Shanghai Daily mostró lo que parecen ser personas muertas y heridas en el suelo, rodeadas de gente. Los heridos han sido trasladados a tres hospitales distintos.

En los últimos años se organizaba un espectáculo en el Bund para fin de año, un lugar donde tradicionalmente ya se reunía la gente el 31 de diciembre.

Pero el año pasado, casi 300.000 personas asistieron al evento y las autoridades decidieron trasladar el espectáculo a otra zona por razones de seguridad, indicó el periódico Shanghai Daily en su web.

En China las grandes concentraciones de gente están muy vigiladas porqué en el pasado ha habido muertos en estampidas.

El año pasado 14 personas, entre ellas varios niños, murieron y otras diez resultaron heridas en una estampida cuando estaban distribuyendo comida en una mezquita de la región de Ningxia.

También el año pasado seis estudiantes murieron en una escuela primaria de la ciudad de Kunming, en el sureste del país, después de que una escalera quedara bloqueada accidentalmente.

Con información de Andina.