Los activistas antitaurinos realizan una segunda protesta en las afueras de la Plaza de Toros de Acho, en el distrito del Rímac. Los manifestantes se han distribuyeron en dos grupos para rechazar el maltrato contra los animales.

Uno de los representantes, William Soberón, enfatizó que el plantón se realiza de manera pacífica. “Queremos agradecer a la policía que nos acompañó desde la Plaza San Martín hasta la plaza de Acho”, señaló.

Indicó que la policía atacó a los manifestantes con bombas lacrimógenas en la última manifestación. “El domingo pasado, la policía nos tiró lacrimógenos. Hubo detenidos, apaleados. Nos golpearon”, aseguró.

“Nuestro equipo legal se ha encargado de hacer la acción de amparo contra la sanción por simplemente hacer bulla. Es un argumento que cae en inconsistencia porque no se pueden cortar la libertad de pensamiento y de expresión”, expresó.

Asimismo, pidió que las autoridades de Ejecutivo prohíban las corridas de toros.

“Queremos que se pronuncien el presidente de la República, Ollanta Humala, y el Congreso de la República”, añadió.