La Policía Nacional del Perú frustró los planes de una organización criminal que pretendía trasladar armas de fuego a la provincia de Cañete, al sur de Lima, para perpetrar un asalto. Afortunadamente, los agentes del orden dieron con los delincuentes en el distrito del Rímac y lograron incautarles el armamento.
 
Se trata de las armas halladas en el hospedaje Trujillo, ubicado en la primera cuadra de la avenida Malecón H García Ribeiro, y de las recogidas en la cuadra 2 del jirón Casma luego de un enfrentamiento entre los agentes del orden y dos delincuentes.
 
Durante la presentación de este armamento, junto con otras armas halladas después en un depósito del Cercado de Lima, el ministro del Interior, Daniel Urresti Elera, destacó el profesionalismo de la Policía Nacional, que permitió evitar un nuevo acto delincuencial.
 
Por información de inteligencia, la Policía supo que una organización criminal iba a movilizar armas de fuego a un punto determinado del Rímac, por lo que esta madrugada montó un patrullaje en los alrededores.
 
Según explicó el jefe de la DIRINCRI, General PNP José Luis Lavalle, fue en estas circunstancias en que los efectivos policiales se encuentran con dos delincuentes que iban a bordo de una motocicleta por el jirón Casma. Estos, al verse sorprendidos, abren fuego contra los policías, produciéndose un intercambio de disparos.
 
Uno de los delincuentes resultó herido, pero ambos lograron fugar en la moto, dejando sobre la pista una pistola y un maletín deportivo. Dentro del maletín, se halló, entre otras cosas, dos granadas de guerra, municiones, un chaleco antibalas y una boleta del hospedaje Trujillo a nombre de Juan Carlos Morales Chávez.
 
Tras intervenir la habitación del tal Morales Chávez en el referido hospedaje, se descubrió en el interior un fusil automático FAL embalado con caja de cartón y otro maletín deportivo. Dentro de este se halló cuatro granadas de guerra, 25 piezas de metálicas de armas de fuego, cuatro cacerinas para fusil FAL, una cacerina para pistola, una granada instalaza, un chaleco antibalas, cuatro uniformes de uso policial y municiones de diverso calibre.
 
El ministro Urresti explicó que una nueva modalidad de trasladar armas de fuego para la comisión de un asalto es ahora hacerlo por partes, para tratar de pasar desapercibidos.
 
Armas incautadas en el jirón Cárcamo
 
De otro lado, en horas de la mañana, por un trabajo de inteligencia que le permitió conocer de un almacenamiento ilegal de armas, la Policía Nacional intervino un local ubicado en el jirón Cárcamo, en el Cercado de Lima, encontrando gran cantidad de estos artefactos.
 
Se detuvo a Jesús Dimas Chávez Sifuentes (60) y se incautó una carabina, una pistola ametralladora, una subametralladora, una subametralladora artesanal, cuatro pistolas, un revólver, un arma de fuego de puño en proceso de fabricación, una carabina artesanal, silenciadores, cartuchos y diversas piezas de armas de fuego.
 
Según explicó el jefe de la DIRINCRI, probablemente en este depósito algunos delincuentes se abastecen de armas para cometer sus atracos.