Asesinato de empresario: Indicios vinculan a víctima con el narcotráfico

Nicola Bonavia Wong (40) no tenía antecedentes que lo vinculen al tráfico de drogas, según la Dirandro. Sin embargo, allegado a la víctima dijo que le debía dinero a mafia colombiano-peruana.
Referencial/RPP

La Dirección Antidrogas (Dirandro) y la División de Homicidios de la Policía Nacional investigan el asesinato del empresario Nicola Antonio Bonavia Wong (40) ocurrido la noche del domingo último en un local de comida rápida en Miraflores.

Diarios locales informan que producto de las primeras investigaciones se estaría revelando un aparente nexo de la víctima con el narcotráfico. Y es que la forma en que fue ultimado por dos sicarios, ya identificados pero no habidos, hace pensar que hay una relación al tráfico de drogas.

Según la Dirandro, Bonavia no tenía antecedentes que lo vinculen al comercio ilícito de drogas.

Sin embargo, anoche el noticiero 90 Segundos mostró imágenes de un interrogatorio policial a un allegado a la víctima, quien dijo que el fallecido empresario debía 20 mil soles a dos colombianos -que los identificó como "Andy" y "José"- y a dos peruanos integrantes de una banda de narcotraficantes que  tiene como negocio de fachada la exportación de artículos de madera tallada.

Precisamente, según informa La República, el occiso se dedicaba al comercio de madera que traía desde la selva central. El diario refiere que ha trascendido que entre los investigados por el asesinato se encuentra Roy Oroche, de 22 años, de origen pucallpino.

El Comercio, citando fuentes policiales, señala que no se descarta que ambos asesinos de Bonavia sean extranjeros, debido a que dos personas con dejo colombiano aparecieron en la escena del crimen poco después de que ocurriera y preguntaron por la víctima. Apunta que estarían buscando a los sospechosos en el Callao.

Debe saber que:

Trascendió que las huellas dactilares dejadas por los criminales en dos cascos de motociclistas que abandonaron dentro de un auto Yaris facilitaron su identificación.

La Policía estudia imágenes de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Miraflores y de otros restaurantes.