EFE

En una carta a las autoridades penitenciarias, el asesino de Oslo, Anders Breivik pidió un PlayStation 3 y más juegos para adultos. Además, planteó 12 puntos para mejorar las condiciones en las que se encuentra.

Asimismo, requiere de una nueva computadora que reemplace a "la prehistórica máquina" que tiene, según un artículo de CadenaSer.

"Me pusieron en este infierno y no voy a sobrevivir mucho. Me están matando", escribió en la carta que mandó antes de fin de año.

"Si yo muero, todos los extremistas de derechas de Europa saben exactamente quien me ha torturado hasta la muerte. Eso puede tener consecuencias para ciertos individuos en un corto plazo, pero también cuando Noruega sea de nuevo dirigida por un régimen fascista en 13 o 40 años desde ahora".

Como se recuerda, el noruego fue condenado a 21 años de cárcel, por haber puesto una bomba en un edificio gubernamental de Oslo y disparar contra 69 personas en la isla de Utoya, provocando un total de 77 muertos.

Breivik amenaza con una huelga de hambre hasta que el Ministerio de Justicia y los servicios correccionales noruegos pongan fin al trato que recibe.