Caída del muro de Berlín protagoniza colección de moda y complementos

El proyecto lleva como título "Ropa del Muro - East Side Gallery sigue la moda"

La emblemática caída del muro de Berlín ha vuelto a inspirar al mundo de las artes, al convertirse en tema principal de una nueva colección de moda y complementos, cuyo proyecto se presentó hoy en la capital alemana.

El proyecto, que lleva como título "Ropa del Muro - East Side Gallery sigue la moda", consiste en una serie de prendas ilustradas con algunos de los motivos e imágenes que cuelgan aún de los trozos de muro que siguen aún en pie.

Capitaneados por el diseñador berlinés Daniel Rodan, un equipo formado por nueve modistos se encargará de la confección de las prendas, mientras que serán los propios artistas los que se ocupen de plasmar sobre ellas sus dibujos, como ya hicieran hace 20 años sobre el muro, para garantizar la autenticidad del proyecto.

La intención es vincular la Historia Contemporánea con el mundo de la moda, con el fin de ofrecer nuevas plataformas de expresión, explicó hoy en rueda de prensa Rodan.

Así, desde vestidos cortos hasta largos, pasando por cazadoras de cuero y todo tipo de accesorios, cualquier pieza puede convertirse en el lienzo más idóneo.

Por ejemplo, una puede lucir palmito con un vestido que muestra el espectacular beso en la boca que se dieron el Secretario General del partido comunista de la extinta República Democrática Alemana (RDA) Erich Honecker y el antiguo jefe del Kremlin Leonid Brezniev.

Se trata de la obra "Bruderkuss" (beso fraternal), una de las piezas fundamentales que llenan el trozo de muro más largo que queda aún en la capital alemana, el East Side Gallery, en el barrio oriental de Friedrichshain.

Con su 1,3 kilómetros de longitud, el East Side Gallery, que está actualmente en proceso de reforma, se convirtió en museo al aire libre y constituye hoy una de las atracciones turísticas por excelencia.

Todos los estilos están representados en esta selección de prendas, lo clásico, lo puramente "ochentero", e incluso lo más retro.

El proyecto tiene fines benéficos, ya que todos los ingresos que se obtengan de las ventas irán destinados a organizaciones caritativas, según apuntó Rodan.

En principio, se prevé que la colección esté lista para finales de 2009 o principios de 2010, coincidiendo con la culminación del vigésimo aniversario de la caída del muro, que se conmemorará el próximo 9 de noviembre.

 

EFE