Clausuran conexiones clandestinas de desagües en Lurín

Empresa transnacional vertía residuos tóxicos a la red industrial de desagües contribuyendo al colapso del sistema de saneamiento de ese distrito.
Sedapal

Tres conexiones clandestinas de desagües que la empresa transnacional Owens Illiniois vertía ilegalmente parte de sus residuos a la red del sector industrial en nuevo Lurín, clausuró el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal).

En los últimos meses, el incremento de las descarga de aguas residuales, especialmente aquellas con elementos tóxicos que realizan algunas empresas de la zona, sin darle el debido tratamiento previo, ha originado la saturación de las redes de alcantarillado de la zona.

El jefe del equipo de servicios y clientes especiales, Fidel Moreno Rodríguez, a cargo del operativo, informó que Owens Illinois, empresa dedicada a la fabricación de vidrio, tiene autorizado legalmente sólo una conexión domiciliaria de desagüe de 6 pulgadas de diámetro; sin embargo, hacía uso de otras tres conexiones irregulares, con las cuales incrementaba el volumen de descarga permitido a la red de alcantarillado de Sedapal. 

En tal sentido hizo un llamado a los empresarios de la zona para que actúen con responsabilidad y hagan uso de tecnología adecuada para un correcto tratamiento de sus aguas residuales industriales y no las arrojen a los colectores.

Sedapal continuará en los próximos días con más operativos para retirar conexiones clandestinas de desagüe industrial, mientras tanto, ha suspendido toda autorización de descargas de desagüe industrial a las redes y la venta de nuevas conexiones.