Marco Re

El color en sus diferentes tonalidades, los brillos pero sobre todo la fantasía primaron la noche del jueves en la segunda cita del Lima Fashion Week que se celebra en un ambiente especialmente acondicionado en el Jockey Club del Perú hasta el 30 de los corrientes.

La reunión se inició, nuevamente con una hora de retraso, a las 8 p.m. con la colección de Jorge Luis Salinas, en la Sala 1, inspirada en la textura y las escamas de los dragones que emplea tanto en las prendas para mujeres como para hombres.

Los colores empleados por Salinas van desde  los llamados térreos hasta los morados tipo camote, tanto para teñidas cortas, medias y largas. Tampoco faltaron las aplicaciones  en brillos y los leggins en tejido de punto de fantasía y en color entero.

También mostró sacones y abrigos en color crudo con profusión de grandes botones haciendo juego. Y el uso de largos collares en tonos uniformes o multicolores.

En cuanto a los modelos para ellos, los referentes a los modelos pescadores hacen recordar, por sus acabados y ornatos, a las culturas pre incas del norte.

En cuanto al calzado, para ellas botines de gamuza en diversos colores y con tacos altísimos, para ellos zapatos tipo zuecos pero sin plataforma.

La nota sentimental, la presencia de los padres de Salinas a quienes el diseñador saludó con un efusivo beso al final de su muestra.

Hacia las 9:15 p.m. fue el turno de Fátima Arrieta en la Sala 2. Al sonido de zampoñas las modelos lucieron estilizados ponchos conformados por redes de lana, capas en paño y lanas con fruncidos de fantasía que le otorgan vuelo al caminar, de ahí el nombre de su muestra: BirdWatcher (Observador de aves).

Fátima empleó el fucsia y el morado en diversos tonos para varias prendas. Mención especial merecen sus chalinas realizadas en tejidos espirales y en brillantes y uniformes tonos.

También mostró otros atuendos conformados por paletas plateadas que superpuestas conformaban una falda, complementada con un saquito tejido y sus abrigos de paño con cinturones del mismo material.

La segunda noche del Lima Fashion Week se cerró con la pasarela de Custo Barcelona, diseñador español especialmente invitado al evento, desfile que fue el más esperado de la noche por los asistentes y que se realizó en la Sala 1.

Barcelona o Custo Dalmau, que es su verdadero nombre, echa mano a todo material posible: plumas, brillos, plisados, bobos, encajes, estampados, flecos, elementos aplicados en prendas de colores vivos y en diseños geométricos asociados a texturas tejidas en punto o algodón en color entero.

Acompañan estas prendas, que a ratos parecen haber sido confeccionadas con retazos, leggins estampados, con brillos y hasta de una suerte de terciopelo colorido.

El estilo Custo Barcelona se aplica a diversas prendas, las casuales, que básicamente son para salir a bailar, y las de playa, especialmente los bañadores de ellas, en los que no ahorra brillos y que acompaña con batas que en realidad no lo son.

En cuanto a la ropa para ellos mostró el empleo de sacos sport ultralivianos estampados y el uso de telas sintéticas para casacas y enterizos.

Entre los asistentes a esta segunda cita del Lima Fashion Week se pudo apreciar a Ezzio Oliva, cantante de Ádammo, el maquillador Enzo Vitale, la congresista Cenaida Uribe, el empresario Samuel Katz, el modelo Joselito Carrera, el arreglista musical Jaime Cuadra, el futbolista George Forsyth, el torero Fernando Roca Rey, la ex Miss Perú Jessica Newton y la chef Marissa Guiulfo.

Lea más noticias de Entretenimiento haciendo clic aquí.