Ante esta situación, es preferible que los padres no mencionen que la separación se debe a la intromisión de una tercera persona, pues los detalles escabrosos no sirven para aclarar la situación sino todo lo contrario.

Solo es recomendable hablar con los hijos en caso se sospeche o sepa que los menores sí están al tanto de la existencia de un amante.

Si bien es cierto, dicha situación puede ser muy desoladora para el hijo, lo podrá entender. Pero hay que ayudarlo, pues el objetivo es evitar que los hijos denigren al padre o a la madre.

Lo ideal sería decirles a los hijos que papá o mamá serán siempre sus padres y los amarán toda la vida.

Recuerda que nos puedes escribir qué tema quieres que toquemos en estos videos especiales.

Era Tabú de lunes a viernes a las 4.30 de la tarde por RPP Noticias.

Síguenos en Facebook: facebook.com/EraTabuRPP