Crean en Marruecos una asociación para denunciar abusos contra periodistas

Esta asociación, cuyo congreso constituyente se celebró el pasado viernes en Rabat, tendrá como misión observar, documentar y hacer un seguimientos de los casos de violación de derechos de prensa y de expresión en el país.
RPP/ Archivo RPP

Una nueva asociación llamada "Comité de protección de libertad de prensa y expresión" ha sido creada en Marruecos para denunciar los abusos cometidos contra los periodistas, informóy a Efe su presidente, Maati Monjib.

"Hay una necesidad imperiosa para constituir una asociación que apoye a aquellos que sufren infracciones en sus derechos de expresión" explicó.

Monjib criticó la falta de movilización por el caso de Mustafa Hasnaui, periodista simpatizante del salafismo que fue condenado a tres años de cárcel en el marco de la Ley Antiterrorista y considerado preso de opinión por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

También se refirió a la persecución judicial del periodista Ali Anuzla, acusado de apología del terrorismo por haber hecho público un vídeo de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y cuyo caso está todavía en fase de instrucción.

Esta asociación, cuyo congreso constituyente se celebró el pasado viernes en Rabat, tendrá como misión observar, documentar y hacer un seguimientos de los casos de violación de derechos de prensa y de expresión en el país.

Entre los miembros de la asociación figura la militante Jadiya Riadi, ganadora en 2013 del premio de Naciones Unidas a los derechos humanos y expresidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), así como otros periodistas internacionales conocidos y personalidades izquierdistas marroquíes como miembros honoríficos.

La organización Reporteros sin Fronteras no ha cambiado en 2013 la clasificación de Marruecos en el puesto 136 de su lista de países que respetan la libertad de prensa.

En respuesta, el Ministerio de Comunicación marroquí criticó el informe y defendió los avances de la realidad de la prensa en el país como el retroceso de las agresiones y los casos judiciales contra los reporteros.



EFE