Las fuerzas de seguridad iraníes decomisaron un barco con más de dos toneladas de opio en la costa iraní del golfo Pérsico, informó hoy un alto mando de la Guardia Fronteriza de Irán, que no explicó si hubo detenidos, ni las circunstancias de la operación.

"Un barco cargado con 2.044 kilos de opio fue descubierto en la costa de la provincia de Hormozgan en una operación conjunta entre guardias fronterizos y unidades antidroga", explicó a la agencia Fars, el coronel Habibolah Mardanpur, vicecomandante de la Guardia Fronteriza iraní.

Este es el segundo gran cargamento de opio de cuyo decomiso informan las fuerzas de seguridad iraníes en esta semana, tras la incautación de 1,5 toneladas el pasado 25 de julio en la provincia suroriental de Kermán.

En aquella ocasión, la Policía aprehendió el alijo en una camioneta en un control tras un enfrentamiento armado con los traficantes, en el que no se informó de víctimas, cuando el cargamento viajaba hacía la provincia de Hormozgan, supuestamente para ser embarcado en el golfo Pérsico.

Irán, que tiene fronteras con Afganistán y Pakistán, es uno de los principales puntos de pasó de los opiáceos hacia los países del golfo Pérsico, Europa y las antiguas repúblicas soviéticas.

EFE