Derribo de casetas: Es la demolición de un "monumento a la corrupción"

La concesión de esa vía, con el cobro de un peaje de S/. 1.50 por un poco más de 1.5 kilómetros de vía expresa, fue objeto de cuestionamientos y mereció la investigación de la Contraloría.
Andina

Ambos coincidieron en que era necesario dar una señal clara contra la  corrupción y dijeron que la ejecución de la denominada “Vía Expresa del Callao”, que incluía el cobro de peaje, presentaba diversas irregularidades.

Anoche, el presidente Ollanta Humala participó de la demolición de las casetas de peaje de esa avenida, donde el gobierno regional del Callao, empleando maquinaria pesada, retiró las casetas de esa obra iniciada en 2004 en la gestión edilicia de Alex Kouri.

La concesión de esa vía, con el cobro de un peaje de S/. 1.50 por un poco más de 1.5 kilómetros de vía expresa, fue objeto de cuestionamientos de diversos sectores y mereció la investigación de la Contraloría.

“Ahora se ha derrumbado el "monumento a la corrupción", una obra que nunca debió construirse. Este peaje se tramó en una sala del Servicio de Inteligencia Nacional con Vladimiro Montesinos, no hay que olvidarse nunca”, según García Belaunde.

El legislador añadió que los cuestionamientos a esta obra fueron diversos y lamentó que durante algún tiempo los usuarios de la avenida Faucett tuvieran que pagar peaje por menos de dos kilómetros de vía.

Recomendó a las actuales autoridades del Callao centrar sus esfuerzos en fortalecer la defensa legal ante el juicio en una instancia internacional entablado por la concesionaria argentina que levantó esta obra.

Por su parte, el congresista e integrante de la Comisión de Fiscalización Teófilo Gamarra recordó que el peaje no sólo resultaba una ofensa a la población, sino que además era causa de numerosos accidentes de tránsito.

“Tal como se generó esta obra se habrían hecho contratos lesivos en contra del país y de los ciudadanos de Lima y del Callao. La destrucción de estas casetas es una señal clara de rechazo a todos los actos vinculados con temas de corrupción”, añadió.

Las irregularidades en la concesión y ejecución de esa vía expresa, que incluyó la instalación del peaje, fueron documentadas por la Contraloría General de la República. En el 2008 se suspendió el cobro del peaje, pero las garitas permanecieron en el lugar hasta anoche, cuando empezaron a ser demolidas.

ANDINA