Hace 70 años, tropas estadounidenses, británicas, canadienses, francesas, entre otras vieron combate en la costa norte de Francia con el objetivo de liberar al país europeo del control alemán.

La operación más enigmática de la Segunda Guerra Mundial comenzó con el descenso de tropas en paracaídas y el aterrizaje de deslizadores con el objetivo de limpiar la costa de Normandia para la llegada de los Aliados. Horas más tarde llegaron las tropas a través del Canal de la Mancha.

La operación denominada "Operation Overlord" es reconocida como un triunfo de la inteligencia, coordinación y discresión por parte de los Aliados, ya que permitió el ingreso a Francia y consecuentemente el fin del dominio nazi en esas tierras.