Diversas tradiciones en la Navidad de Cajamarca

Cajamarquinos viven la Navidad con una serie de tradiciones, como la confección de nacimientos y el tradicional canto de villancicos en quechua.

La fiesta de la Navidad en Cajamarca cobra una especial importancia, pues la tierra del Cumbe tiene una serie de tradiciones, como por ejemplo el canto de los villancicos, el desfile de las pallas y chunchos en homenaje al nacimiento del niño Jesús.

Sin embargo, quienes más disfrutan de esta festividad son los niños, pues ellos esperan con muchas ansias no solo los regalos, sino también el tradicional chocolate celendino y estar junto a sus familiares.

Villancicos, una tradición que se resiste a desaparecer

Los villancicos en la ciudad de Cajamarca son una tradición que se está dejando de practicar, pues a diferencia de años anteriores con frecuencia se hallaba a varios niños vestidos de pallas y chunchos cantando los villancicos en honor al niño Dios.

Hoy, por muchas razones, son pocas personas las que promueven este canto en la misma ciudad, a comparación de la zona rural.

El canto quechua navideño de Chetilla y Porcón

La navidad se vive de manera especial y natural en el distrito de Chetilla y el centro poblado de Porcón, donde la población se prepara para el 24 y 25 de diciembre, pues los villancicos los cantan en quechua.

Como es conocido, Porcón y Chetilla son los dos únicos lugares de Cajamarca, donde aún se practica el quechua, por ello en esta fiesta de Navidad no podían faltar los villancicos en quecha y castellano.

En Porcón y Chetilla se organizan para festejar a su modo la navidad, a la que denominan Navidad Andina, donde se vive una experiencia inigualable pues utilizan elementos naturales para confeccionar su nacimiento.

Concurso de nacimientos

La Dirección Desconcentrada de Cultura de Cajamarca (DDC) realizó un concurso de nacimientos, con la finalidad de fomentar esta tradición, donde los participantes mostraron su ingenio y creatividad al confeccionar el escenario andino navideño.

De igual forma, esta institución también realizó el concurso de pallas y chunchos, actividad con la cual se revaloró esta tradición, donde los niños fueron los más entusiastas.

Poco a poco el espíritu navideño se va contagiando entre los cajamarquinos, pues a medida que pasan los días, en las noches se puede apreciar luces multicolores en las ventanas de las viviendas, y la Plaza Mayor de Cajamarca que también se vistió del espíritu más noble del año.

Navidad entre rejas

Una Navidad diferente se vive dentro del penal de Huacariz, donde el sentimiento de soledad cobra más fuerza, pues extrañan las fiestas en familia; sin embargo, ellos se reúnen y también ponen el espíritu navideño a sus pabellones.

No todo es tristeza en el penal sino también trabajo, pues los internos aprovechan estas fechas para confeccionar una serie de artículos navideños y comercializarlos entre las vistas que llegan al centro penitenciario.

De igual forma también aprovechan para elaborar el tradicional panetón navideño, dado que tienen una moderna panadería, área que estuvo dirigida hace algunos años por la recordada terrorista Lori Bérenson.

Por: Luis Asencio

Lea más noticias de la región Cajamarca