Debido a las acciones y las frases que profirió en la jornada de la víspera, el Tribunal de Esto es guerra suspendió indefinidamente al capitán de Las Cobras, Nicola Porcella, lo que causó gran conmoción entre los integrantes de su equipo.

Nicola reconoció que había tenido un muy mal comportamiento en la víspera y se justificó señalando que se le habían juntado muchas cosas de su vida privada y que el detonante había sido que su equipo estaba perdiendo prácticamente todos los retos.

El presidente del Tribunal del reality le dijo que él estaba nominado a ser el mejor guerrero de la semana, pero debido a su comportamiento no fue tomado en cuenta.

“Es más, no podrá ser nominado como mejor guerrero de la semana en adelante. A partir de este momento usted quedará suspendido de forma indefinida en la temporada seis de Esto es guerra”, dijo el presidente.

“El Tribunal tendrá que ver un cambio, tendrá que ver que el capitán tome las riendas de su equipo de una forma disciplinada. El tribunal le dice hasta luego al señor Porcella. Es un guerrero vehemente, luchador, sagaz, hábil y con un gran corazón, pero el Tribunal piensa que el señor Porcella tiene que aprender a extrañar su programa, porque este es su programa, usted es el corazón de Esto es guerra y es el ejemplo de muchos jóvenes y niños que ven el programa”, añadió.

Ante ello, al guerrero no le quedó otra cosa más que aceptar la sanción del reality por su indisciplina.
No he sido el capitán que era antes, sé que actué mal, no sé cuánto tiempo me voy a ir. Quiero decirle a mi equipo que los voy a ver todos los días, son lo mejor que me ha pasado, los quiero a todos, el equipo está en sus manos, no sé quién será el capitán, pero quien sea lo hará de la mejor manera”, dijo Porcella antes de abandonar el set.